top of page

Hablemos de ojeras: ¡mi tortura!

¡Hola a todas! ¡Volví! Perdón por tenerlas dos semanas abandonadas pero la verdad es que mi cuerpo me pedía descanso los domingos y durante la semana se me complicaba un poco escribir el blog. Hoy, para compensar la ausencia les traigo un tema muy pedido y son las ojeras. Hoy domingo de #MicaRecomienda vamos a hablar sobre qué son las ojeras, por qué nos salen, cómo son, cómo tratarlas y cómo maquillarlas.


La zona de las ojeras es una zona muy delicada en nuestro rostro, es donde encontramos la piel más fina y muchas veces, es por eso que las venas se transparentan con mayor facilidad y aparecen estas coloraciones azuladas, grisáceas o incluso moradas. Las causas de las ojeras pueden ser muchas. En algunos casos están relacionadas a una falta de sueño o cansancio excesivo, a una alimentación desequilibrada (por ejemplo, una anemia), problemas de circulación, retención de líquidos, problemas hormonales y factores genéticos, entre otros.


Existen varios tipos de ojeras y es importante primero identificar cómo son las nuestras para saber cómo tratarlas.

  • Ojeras transitorias: Este es el tipo de ojeras mas común y son causadas por cansancio, falta de sueño o estrés. Se pueden reconocer por su coloración azulada y tienden a desaparecer con un poco de descanso. Si este es tu tipo de ojera podrías utilizar un contorno de ojos hidratante como Glicare de Sesderma e incorporar en tu rutina ciertos elementos que te ayuden a desinflamar y activar la circulación alrededor de los ojos como por ejemplo nuestros rollers de Aluvia o los parches de hydrogel de Petitfee. Te recomiendo ponerlos en una refri y estarán heladitos antes de usarlos por lo tanto las compresas frías ayudarán a desinflamar la zona.

  • Ojeras hiperpigmentadas: causadas por el aumento de melanina de la piel. Pueden ser consecuencia de genética. Es importante incorporar en la rutina contorno de ojos con activos despigmentantes, antioxidantes o inclusive un retinol. Recuerda que siempre debes incorporar un bloqueador en tu rutina para evitar que se siga pigmentando la piel. Algunas alternativas que puedes encontrar en el shop son: C-Vit, K-Vit y RetiAge de Sesderma y Eye Correct de Martiderm.

  • Ojeras hundidas: forman un surco marcado y aparecen como consecuencia del envejecimiento y disminución de la grasa en la zona. Lo mejor para este tipo de zona es el ácido hialurónico (tópico e inyectable).

  • Patas de gallo: Aparecen como una causa del envejecimiento, la exposición solar acumulada, la gesticulación excesiva y la deshidratación de la piel del párpado. Podemos tratarlas con contornos de ojos con vitamina C y E, retinol o ácido hialurónico.

  • Ojeras vasculares: son causadas por la dilatación de los vasos y el adelgazamiento de la piel de los párpados. Suelen verse de color morado o azul y el ingrediente ideal para este tipo de ojeras es la Vitamina K (cafeína).


Y si, nuestras ojeras pueden tener un poco de todo y también es importante que todo tratamiento facial dentro de nuestra rutina requiere de mucha paciencia, tiempo y disciplina.


Les dejo algunas recomendaciones adicionales para las ojeras que podrán ayudarlas a manera de prevención:

  • Antioxidantes: no me voy a casar de repetirlo porque lo he visto en mi piel. Los antioxidantes me cambiaron la vida fuera de sus mil propiedades. Uno de los beneficios que más me gusta es la luminosidad, es decir la luz que aporta en la piel. Mis ojeras son oscuras, tengo ojeras vasculares, hundidas, patas de gallo e hiper-pigmentadas y sinceramente, el contorno de ojos que más me ayuda es uno que contenga vitamina c y al mismo tiempo me hidrate full la piel. Recuerda que aportar un poco de luz en esa zona ayuda a camuflar el aspecto oscuro y cansado de mis ojos.

  • Duerme más. Facil decirlo, ¿no? Pero realmente es importante.

  • Aplícate compresas frías. A mí me gusta hacerlo con los rodillos fríos o mis parches de ojeras heladitos. Siento que refresca y desinflama (igual, mis ojeras son más hundidas que hinchadas).

  • Realiza masajes suaves alrededor del área de los ojos puede ayudar a mejorar la circulación.

  • Apóyate de tratamientos médicos: obviamente esto va de la mano con un médico que previamente te ha recomendado el tratamiento. Yo me hice hace más de 3 años un relleno en las ojeras con ácido hialurónico y no veo la hora de volver a hacerlo. La doctora encargada de este tratamiento como siempre fue Melanie Mcpherson. Les dejo una foto para que vean el antes y después.



En las fotos pueden conocer más sobre mis ojos caídos, conocer mis cejas antes del microblading también jaja. Si aún no han leído mi experiencia pueden verla aquí. Pero sobre todo, en estas fotos pueden ver cómo el ácido hialurónico me ayudó a aclarar las ojeras, rellenar los surcos y dismular full las líneas de expresión. Este procedimiento me lo hice hace varios años y como les digo no veo la hora de volverlo a hacer.